19 Hábitos de productividad de una persona caótica

Soy por definición una persona mimada y caótica, o sea básicamente hago solo las cosas que me gustan y de la manera que a mi me gusta, lo que en la práctica lleva a que mi manera de planificar sea incompatible con alguien que ame las gantts y quiera planificación segundo a segundo.

Normalmente todo lo anterior te llevaría a la ruina absoluta, pero extrañamente, junto a mi socio Andrés Bustamante, que es el adulto de esta sociedad y que es igual que yo. nos va bien.

Mi principal explicación, es que independiente a nuestro caos, somos extremadamente productivos y aunque nuestras rutinas parecen caóticas, nuestros resultados no lo son.

Logramos resultados consistentes y aprendemos incrementalmente, todo porque hemos ido aprendiendo a ser productivos a nuestro propio ritmo.

Principios de productividad

Cuando combinas a alguien caótico y práctico como yo, con alguien caótico pero exigente como Andrés, obtienes ciertos principios de cómo operar. Estos principios los hemos ido madurando en el tiempo, entendiendo nuestras falencias y fortalezas tanto en lo personal como lo profesional. Son cosas pequeñas como no asignar tareas de x tipo a alguien que lo odia, no trabajar los lunes porque nos angustia y tener pausas de karaoke con canciones de Disney.

Algunos de los principios ineludibles que mantenemos y defendemos:

  • No a la grasa: Eliminar todo lo que no genere valor a otro a uno mismo
  • No hacer algo porque sí: Avanzar es para avanzar hacia una dirección. Si no hay dirección clara, no tiene sentido avanzar
  • Comenzar cuando se tenga lo necesario: Hay tareas que necesitan que exista otra cosa antes para ejecutarse, y ese algo puede cambiar su naturaleza, validez, forma, fondo.
  • Respetar los tiempos muertos: Cuando no se está productivo, hacer otra cosa, ver un video, cantar. Tu cerebro está en pana, deja de ahogar el motor.

Los principios son simples, están orientados a que cada tarea llegue a buen puerto, no tener inicios en falso y no forzarse la productividad.

La productividad entendida desde un lugar no funcional sino emocional, es algo que sinceramente, me ha cambiado la existencia. Entender que no debo ser feliz y estar feliz porque debo producir, sino produzco porque estoy feliz y puedo mantenerme así, es mi mayor lección de adultez.

Que difícil es tener hábitos

Personalmente no duermo 7 horas, no como mis verduras, no tomo suficiente agua, no lleno ninguna cajita de hábitos saludables, pero mis hábitos de productividad son mucho mejores.

Tengo tiempo libre, puedo tener hobbies, tengo tiempo para aprender cosas relacionadas al trabajo, tiempo para explorar proyectos nuevos, tiempo para generar contenido y ayudar a otros y energía para poder crear. Ese es mi objetivo de productividad: hacer proyectos de alto valor y mantenerme entretenida, para ti puede ser: tener más tiempo para salir a hacer deporte, mantenerse en contacto con la familia, todos tenemos algo mejor que podríamos estar haciendo en vez de SOLO trabajar.

Tener un objetivo claro de por que ser productivo es la primera parte de tener hábitos de productividad, es la que te va a ayudar a hacer lo necesario para mantener los hábitos y abandonar los malos pero socialmente aprobados como:

  • Trabajar fines de semana
  • Trabajar después del horario del trabajo
  • Decir que sí a todo
  • Iniciar tareas sin tener instrucciones
  • Trabajar sin feedback
  • Trabajar sin ánimo
  • Trabajar deprimido
  • Flagelarse

No hay receta

El ser caótica pero práctica, me ha llevado a tener que generar mis propios hábitos de adaptación para ser un adulto funcional y apto para la sociedad. No estoy segura que le sirvan a más personas, no sé si hay una fórmula única que te mantenga animado y concentrado, probablemente sí, pero viene en pastilla.

Muchos de estos hábitos los he adquirido de otros y otros los he impulsado en mis comunidades, para poder alcanzar el nivel de libertad requerido para hacer mi trabajo.

  1. Mantén las reuniones solo dos días a la semana: las reuniones arruinan el modjo de la jornada y agregan tareas adicionales. mantenlas todas juntas en un día o dos.
  2. No inicies o ingreses tareas hasta que estén “completas”: objetivo, fecha de término, prioridad, insumos claros.
  3. Consistentemente revisa tus tareas y ELIMINA, OPTIMIZA, AUTOMATIZA, DELEGA, al menos una vez a la semana, hasta que tengas una lista razonable.
  4. Divide tu día en tandas de 2, 3, 4. Calcula número de tareas por tipo que puedes realizar en una tanda, no prometas más tiempo del que no tienes.
  5. Agrupa tareas por su naturaleza (software que ocupan, acción a realizar)
  6. Prioriza tareas según tu ánimo, nivel de concentración y energía.
  7. Despeja y bloquea horarios en tu agenda para tareas complejas
  8. Reserva horas muertas sin reuniones ni tareas para tener respiro y tener una agenda más ágil
  9. Bloquea horarios solo para aprender cosas nuevas
  10. Convierte las tareas en tareas relevantes: encuentra aquello que podría arreglar que antes generaba problemas.
  11. Anota tus tareas, prioriza por lo que puedes hacer de inmediato.
  12. Toma las tareas que requieran más info, pide esa información de inmediato.
  13. Las tareas que requieran más tiempo, necesitan un “ritual de despeje” encuentra tu momento y hora para hacer ese tipo de tareas.
  14. Contabiliza las horas que usas (usa toggle o harvest) para ver cuánto tiempo inviertes por tipo de tarea, usa eso para optimizar con la empresa
  15. Las tareas del hogar, agrúpalas por espacio. Si nos vamos a ver como maniáticos, mantengámoslo en una zona restringida.
  16. Haz las tareas que odias, al principio.
  17. En un día donde solo tengas energía para estar acostado, haz solo las tareas que atrasen a otros. Si no hay de esas, haz una que tome menos de 10 minutos.
  18. No hagas listas imposibles, Solo puedes hacer 5 cosas al dia, +2 o -2 dos. dependiendo del ánimo.
  19. Si sufres de trastorno del ánimo, busca ayuda, avisa a gente que dependa de ti. Ajusta acorde al día. Nada está escrito en piedra.

La productividad no es una receta única, es una búsqueda de equilibrio, entre lo que te pide el trabajo, tu personalidad, tu familia, tu gato, y la energía que tienes disponible para hacerlo. Te invitamos a que explores y qué nos cuentes qué haces tú mantenerte sanx,cuerdx y productivo (y feliz).

Este artículo es parte del episodio 17 de #WaaS. Revisa este y otros capítulos en Youtube.authomata.io

Acerca de la autora:

Hanna Back Pyo es publicista, de la Universidad del Pacífico. Con más de 10 años de experiencia en marketing y métricas digitales, diseño de servicios, gestión de proyectos ágiles, políticas públicas digitales y diseño de servicios TI. Le apasiona optimizar cosas y pintar acuarelas. Emprendedora, hacker cívico, mentora de startups y ex coordinadora de diseño de servicios digitales del Gobierno de Chile, actualmente es la Cofounder y CEO de Authomata.io

Acerca del editor:

Andrés Bustamante Valenzuela es psicólogo organizacional de la Universidad Católica, magíster en Ingeniería de Negocios y Tecnologías de Información de la Universidad de Chile y cuenta con diplomados en Diseño de Servicios (UC) y en Teatro Musical (Projazz). Con más de 20 años de experiencia en tecnología, procesos, políticas públicas y transformación digital. Le apasiona la Realidad Virtual y cantar. Emprendedor, artista amateur, ex Director de Gobierno Digital de Chile, nombrado en 2018 por Apolytical UK como una de las 100 personas mas influyentes del mundo en Gobierno Digital. Actualmente Cofounder y socio de Authomata.io

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja un comentario

Abrir chat
Authomata
Hola, ¿Necesitas ayuda?